martes, agosto 23, 2011

Memorias de Uma

Memorias-  hoja 1- cuaderno 1  Año 1975


 Nunca antes había salido de casa sola, siempre estaba en mi cuarto, el que compartía con Yayo, y antes con Omar pero el se fue a Buenos Aires a buscar el futuro que en el pueblo no pudo encontrar. Omar, mi hermano mayor se enamoro allá, formo familia, eso es otra historia igual, ya me estoy yendo por las ramas; la cuestión es que no me dejaban hablar con nadie, ni con un perro. Los inviernos eran crudos, solos y mis padres se vivían peleando. Mi única escapatoria eran los libros, ahí me sumergía y creaba mi mundo de fantasía, leía apretada contra el fuego con mi abrigo favorito, va, el único que tenía. La cuestión es que yo antes nunca había salido sola, y esa tarde Eva me paso a buscar, Eva mi prima y Nirma quien sería mi futura cuñada. Me mande con ellas al centro, quedaba a sólo cinco cuadras de casa pero para mi en ese entonces era como irme a miles de kilómetros, ese día conocí al hombre que me rescataría de la burbuja en que había estado sumergida, esa vez, él a mi no me movió nada, no sabía que sería el amor de toda mi vida, sin embargo él si lo supo y empezó a tratar de conquistarme, yo me sentí alagada igualmente, y en mi profunda soledad agarre viaje con él, lo bien que hice. 
 Al poco tiempo lo lleve a casa, temía por la mirada de mis padres, por que no les gustara, él venía de una "buena" familia y eso al final les gusto, en ese momento ya no me importaba eso, yo lo había conocido y su humildad y simpatía había conquistado mi persona, más que su aspecto. Me sacaba al cine, a bailar, acompañada de mi madre, claro, a veces al cine si íbamos solos, por aquellos días comencé a fumar, lo cual debo admitir me encantaba, era la primera libertad que me dí en mi vida, además de Leto, claro, mi futuro esposo. 
Era una ignorante ante el mundo, y él fue mi maestro, de la vida y del amor, a los veinte años quede embarazada de nuestro primer hijo, Dario, que a causa de mi tabaquismo nació prematuro y peso sólo dos kilos y medio. En un abrir y cerrar de ojos yo era una mujer casada, madre y docente. 


Memorias- hoja 7- cuaderno 3  Año 1978

 
 No tengo idea qué fue de mi esos días, yo estaba bloqueada. Hacía pocos meses había nacido Sebastiano, mi segundo hijo y nos habíamos mudado al campo por qué empezamos a trabajar en una escuela rural. Leto decidió dedicarse más al campo y viajaba mucho vendiendo algodón en su nueva camioneta, por ese entonces Formosa era la capital del algodón. Bueno yo me encontraba sola, trabajando con cuarenta alumnos, dos hijos y veintitrés años, en el medio de la nada, sola. Hacía todo lo que podía pero la soledad termino por abrumarme, consumirme, y empezaron los bloqueos, malestares, molestias. Una tarde el volvió y yo lo esperaba en el patio abrazando a nuestros chiquitos, el bajo con una cámara de fotos que había adquirido a cambio de una ternera que le regalo mi suegro, y al bajarse lo primero que hizo fue sacarnos una foto, esa foto que marcaría para siempre, el día en que todo cambio. 



Memorias-  hoja 2 cuaderno 8  Año 1982

 Mi vida parecía volver a la normalidad, la casa en Ibarreta ya era todo un hecho, el patio y los planos, soñamos con esa casa con Leto desde que nos fuimos de lo de mis padres, embarazada y todo yo no paraba, a diferencia de los otros dos embarazos esté era como más liviano, menos molesto, por lo cual rápido empecé a darme cuenta de que podría ser una niña. Sebastiano había estado un año con mi madre, yo  había estado enferma, al parecer un mosquito me había picado, y el mosquito transmitía no se qué enfermedad rara, y por mucho tiempo no supe qué tenía, mi vida era un calvario, y Sebas era muy chiquito para que yo lo cuidara. Esa tarde de octubre,un año después de la foto, y de mi lucha, decidida pase por lo de mi madre, y le dije "ya te lo traigo", y nunca más se lo volví a dejar. Hasta el día de hoy me reclama por su "hijo".





lunes, agosto 22, 2011

Manifesto

No se qué me da más miedo!!!!! Un pibe que por muerto de hambre y problemas con las drogas excluido del sistema que roba un reloj a un concheto de Palermo, o si me da más miedo a el concheto que sale por tele y dice "Hay que matarlos a todos estos negritos", por el reloj del orto pero que lo maten, aaahhh con golpiza de por medio a cargo de un cana y del concheto, que entre los dos lo cagan a palo! y todo relatado por ANDINO, al mejor estilo hijoputa! Andino como quiero que te desfiguren la cara y nunca más puedas volver a hablar, me das miedo!!! yo cruzo de vereda si te veo, infeliz!


Para el canal del colombiano del orto y el millonario empresario e intimo de satanas!

Interior.

En el estomago tengo seres que me habitan, por las noches hacen fiestas y me sacuden mientras duermo, y me doblo, me pongo duro, me endurezco. No te pude digerir por ello, a estos seres sólo les importa escupir, por ello a veces los intoxico con humo cuando me andan por los pulmones, pero lo único que logre fue hacerlos adictos a la nicotina. Y me piden chocolate, estiran sus lenguas y con bocas entreabiertas piden por lo dulce, piden que les cure lo agrio. Van saltando de órgano en órgano con esperanza de algún escalofrió del cual puedan apoderarme, así yo me descuide y me suban al corazón.

Caballo regalado

Soy hacedor de una locura propensa a la sensibilidad de un caballo con dientes nuevos, asi es, con dientes nuevos y cara de loco, asi que, a este caballo loco si vas a poder mirarle los dientes, a este caballo loco asi vas a poder leerle poemas, y hasta puede que te lo entienda, y te regale un híbrido para que comprendas mejor la vida. Para que sepas que la vida es un híbrido, llamado burdégano, muy dificil de domar.

DEBBY

No hay mayor soledad que la que se siente cuando no te encuentras a ti mismo, cuando te perdiste hace tiempo.
Cuando te buscas en otros... sabiendo bien que ahí nunca has estado, ni estarás.
No existe la magia, ni los cuentos de hadas, solo estas tu completamente solo...
Sensaciones efimeras, momentos que no valen la pena... es todo lo que que queda para tu memoria.
Como un tempano de hielo buscando un poco de luz, de calor... te confundes, acercándote al fuego que quema, que lastima y solo te pierdes aun más.

martes, agosto 16, 2011

Mal-va-visca Cae granizo en La Plata

video
REPORTERA DEL TIEMPO! LO DETECTA AL MAL TIEMPO CUANDO SIENTE COSQUIS EN LAS CHICHIS!

Al final fui comida del galgo

Si tú eres mi liebre 
Y yo soy tu topo 
Seremos tan felices, 
Tan felices como un topo 
Y una liebre pueden ser. 
Tú correrás por los campos, 
Yo cavaré numerosos hoyos; 
Tú caerás en ellos, 
Y yo caeré sobre ti. 
Ambos caeremos pero 
Tú te llevarás la peor parte. 
Tú comerás pastos e hierbas, 
Yo comeré huevos e insectos: 
Si tú mueres, no estaré hambriento 
Pues tu cadáver atraerá muchas moscas. 
Si tú eres mi liebre 
Y yo tu topo 
Seremos tan felices, 
Tan felices como un topo 
Y una liebre pueden ser. 
Tú mirarás las nubes pasar, 
Las mariposas ostentar sus colores, 
Los verdes árboles y las rosas rosas; 
Yo no veré nada pues soy ciego. 
Tú descansarás en la pradera, 
Yo pasaré las tardes en mi topera. 
A ti te cazará un galgo, 
A mí no me pasará nada. 
Si tú eres mi liebre 
Y yo soy tu topo 
Seremos tan felices, 
Tan felices como un topo 
Y una liebre pueden ser.

unidad sociopsicobiocultural



Soy una unidad sociopsicobiocultural
y no la suma de varias cosas o partes

Soy 4 millones de años 
de procesos de evolución
Soy una cultura dinamica que queda
después de que otras desaparecen
Soy símbolo, me desprendo del aquí 
y el ahora, me proyecto al futuro
Soy legado, el pasado que deja raíces,
que se pudre, se vuelve tierra
Soy más que sólo el encuentro 
de dos personas, que la unión de dos
familias.
Organismos por aquí, por allá.

Pan para la boca, lilith

Como el pan a la boca, como el agua a la tierra, ojalá que te sirva para algo. Para que mi temblor tenga destino y sea dulzura en tu dulzura. O sea lluvia o sea calor o vuelo para que te vueles y vuelvas y te quedes, o no vuelvas y te vayas a..
Tú corazón extraordinario girando azul de fuego tras los niños que te pertenecen. 
Como el pan a la boca, como el agua a la tierra, ojalá. 
O sea lluvia o sea calor o vuelo para que te vueles y vuelvas y te quedes, o no vuelvas y te vayas a..
Tú corazón extraordinario girando azul de fuego tras los niños que te pertenecen 
Como el pan a la boca, como el agua a la tierra, ojalá.
 

lunes, agosto 15, 2011

Marica Desquiciada, Cap II

TE LO DIGO CON ONDAAA!! JAJAJAJA!!!

domingo, agosto 07, 2011

Camino a la FAMA

"Constantino ven, ven, no te mueras sin antes renunciar a todos esos dioses paganos y acepta al mio, dale el privilegio, que el mundo necesita de la justicia eclesiástica, poder terrenal que se manifiesta de lo "divino", dale Constantino ya casi estas muertito, es hora de la nueva era, no importa que después le digan la Oscura, para qué progreso cuando yo les puedo ofrecer un paraíso vestido de blanco puro y paz absoluta, para qué cuestionarse nada, si de nada sirve, necesitamos hombres ignorantes y sumisos, necesitamos que te unas a nuestro dios cristiano, sabemos que San Pablo va a propagar la verdad absoluta que se esparcirá por los siglos de los siglos, colmando de monasterios a las sociedades, borrando caminos y destruyendo las ciudades, dale Consty, de nada te sirve este basto imperio pecaminoso con la mitad de tus ciudadanos letrados y con tendencias antinaturales, vos vas a ir con el único dios, este único dios todopoderoso, el nuestro, el de la ira, el tirano, y de bienes, los bienes de los hombres, claro".

nunca me despido de La Haydee

Yo vi muchas veces ese rostro, me persigue en las profundidades de mi infancia a las corridas, ese rostro era de mi abuela, que no hay un día que con sus gestos no me diga que es lo qué es la felicidad. Tengo grabado en los ósculos de la memoria cada detalle que tuvo para conmigo, La Haydee, mi abuela del alma, de los nietos, del barrio entero.
 Cada vez que vuelvo a mi origen, vuelvo por ella, por el amor que le tengo, ese amor que ella me enseño, un amor desinteresado, puro, un amor tan simple que se demuestra en las pequeñas cosas, en lo cotidiano, en lo más mínimo que te puedan llegar a dar, eso me enseño mi abuela.
 Que nada te oprima Haydee, que nada te dé miedo, no se para qué te digo esto, de vos tendría que aprender la calma y la espera, la felicidad de saber que al final del camino todo se cobra, todo se paga, y es cuando la ley de causa y efecto culmina en una cadena, y en tú caso te devolvió todo lo que perdiste, todas esas lagrimas que derramaste, ese sudor, esa fuerza de llevarte todo acuesta tuya, y nada más, cuando estabas sola, en esa oscuridad rastrera de años olvidados.
 No entiendo aún de donde tengo un recuerdo tuyo, aunque yo nunca estuve ahí, será que alguna vez me contaste de ese recuerdo, no lo sé, sólo sé que las recuerdo a vos y a la tía Etelva, las dos de adolescentes, las veo correr por el campo con sus vestidos floreados con el sol arriba, las veo reírse, las veo sentadas en el pasto comiendo naranjas y murmurando despacio. Tengo ese recuerdo calcado en la memoria como si yo las hubiera visto con mis propios ojos, en algún rincón de mi quedo gravado ese relato que alguna vez tal vez vos me contaste, no se.
 A mi siempre que la cosa se ponía pesada, que no había más nada ni nadie, siempre me quedabas vos, siempre tenía la siesta para sentarme en la punta de tú cama, mientras vos leías una revista y yo te contaba, yo te decía, “abuela ayúdame”, “abuela me pasa esto”, “abuela quiero esto”, “abuela, abuela, abuela, abuela, abuela, abuela ”….. Ahora las cosas cambiaron, ahora me toco a mí enfrentar y llevarme todo solito, y no me molesta, no me quejo, puedo que no sea ni la mitad de lo pesado que te toco vivir, pero me queda tú ejemplo, tú vida, tú amor, tú presencia.
Cuando la hora de partir del pueblo se a cerca, mis ojos ven cada árbol, cada casa, cada rostro de personas que quiero mucho, cada parte de cada cuadra no volveré a ver por algún tiempo, y uno no sabe también si será la última vez que vea ese lugar, esas personas, me paso de no volver a ver, no es que quiera volver a ver, no se, estoy bien así, y aquí, pero hay algo que mis ojos no ven cuando me voy pero mi mente sí, mi cabeza está ahí, en los mosaicos de camino al barrio, y puedo ver la plazita por última vez, los árboles en los que me colgaba de chiquito, y abro el portón para verte sentada con tu mate y tejiendo algo, y te digo Chau Abuela, Te Amo.

*ANARQUIA*

Mil y mil veces maldita tierra aborrecida del crimen, del sufrimiento y del sicario. Bajo el azote helado de tus huracanes gime el hombre; la angustia roe las almas de las victimas; los abnegados, los Radowitzky, agonizan,mártines de la chusma del máuser y, sobre el hórrido concierto de sollozos, se oye, siniestra, la carcajada del verdugo.

Es preciosa mi sangre

No nos importa la identidad como carta de ciudadanía,
No nos importa la identidad como cuota dentro del sistema,
No nos importa la identidad como espacio de reivindicación de derechos,
No nos importa la identidad como espacio de poder, ni de “ficción de poder” y nos mofamos del empoderamiento.

No nos importa la identidad como aditamento de diversidad que nutre al neoliberalismo en la ornamentación de sus horrores.
No nos importa la identidad como sentido de pertenencia, ni de obediencia.
Cualquier identidad puede ser engullida y absorbida por la normatización el disciplinamiento y la lógica del sistema, cualquier disidencia puede ser reabsorbida reconducida, reacondicionada y consumida.

No importa cual fuera el punto de partida para ésta: la edad, el sexo, el color de la piel, el lugar geográfico donde has nacido, tus elecciones para el placer, tu origen cultural, tu trabajo , tu ropa, no importa.
Cualquiera de estas diferencias contenedoras de identidades pueden nutrir al propio sistema en su reforzamiento, pueden constituir una prótesis del sistema en su fortalecimiento, en sus espejismos de libertad, en sus augurios de incorporación e inclusión sociopolítica.

La inclusión no es sino un proceso de vanalización de la identidad, de reducción de sus contenidos al mínimo, es un proceso de vaciamiento y sustitución de horizontes propios , quiméricos y utópicos por horizontes prestados, posibles e igualitarios.
A nuestros ojos no está pues la disidencia del sistema en la sexualidad, el placer, ni el sexo, no está la disidencia del sistema en el color de la piel o el origen cultural por sí mismos y de antemano.

No es ser indio alternativo a ser blanco;
Ni ser mujer alternativo a ser hombre,
No es ser transexual alternativo a ser hombre,
Ni ser maricón o lesbiana alternativo a ser heterosexual.
Porque todos éstos lugares de identidad han sido tomados en cuenta, cubiculados, clasificados y ordenados y hasta perversamente constituidos para hacer turno y fila en su proceso de incorporación y aniquilamiento.


María Galindo